Corto

Espondilosis en gatos: ¿qué es?


Si los gatos se vuelven más pasivos e incontinentes y ya no se cuidan, esto puede indicar espondilosis, un endurecimiento incurable de la columna vertebral. Puede averiguar de qué se trata todo esto, qué síntomas tiene la enfermedad y cómo se trata aquí. La espondilosis también puede afectar a los gatos jóvenes - Imagen: Shutterstock / MR.WICHAI THONGTAPE

Los trastornos musculoesqueléticos no solo son dolorosos para los gatos, sino que pueden tener un grave impacto en la salud animal. Este es el caso, por ejemplo, con la espondilosis, el endurecimiento de la columna vertebral.

¿Cómo se desarrolla la espondilosis en los gatos?

La espondilosis es un cambio degenerativo en la columna vertebral. Esto crea excesos óseos sobre los discos intervertebrales. Estos conectan las vértebras individuales como pequeños puentes, haciendo que la columna vertebral del gato pierda elasticidad.

¿Cuáles son los síntomas de la espondilosis?

Cuantas más vértebras se vean afectadas por la espondilosis, más rígido será el gato. Los movimientos son extremadamente difíciles para los animales que padecen esta enfermedad. Las osificaciones vertebrales presionan las regiones nerviosas. Levantarse, acostarse, saltar y subir escaleras es casi imposible sin dolor.

Por esta razón, los gatos afectados generalmente muestran una actividad reducida, incluso caerse y orinar son repentinamente dolorosos para los animales. La incontinencia es otro síntoma de espondilosis, como lo es la falta de aseo. Los amigos de cuatro patas tienen dificultades para mover la espalda.

El comportamiento social del gato también se ve afectado por la espondilosis. El dolor constante estresa al animal. Los toques y los contactos sociales se sienten incómodos. El resultado: el gato se retira.

Síndrome de la piel rodante en gatos: síntomas

A menudo escuchas sobre el síndrome de la piel rodante en los gatos, pero qué es y qué síntomas ...

¿Qué gatos se ven afectados por la espondilosis?

La espondilosis suele ser un signo de envejecimiento. Pero la enfermedad articular también puede ocurrir en gatos jóvenes, por ejemplo, como resultado de una caída o un accidente. Además de la edad, el sobrepeso es otro factor de riesgo, ya que afecta la columna durante un período de tiempo más largo.

¿Cómo se trata la espondilosis en los gatos?

La espondilosis es incurable. Es aún más importante mejorar la calidad de vida del gato y compensar las limitaciones asociadas con la enfermedad, como la pérdida de movilidad.

La espondilosis generalmente se trata con analgésicos. En el caso de los gatos con sobrepeso, también existe una dieta para mantener la carga trasera lo más baja posible. La fisioterapia y la acupuntura también pueden ayudar. Promueven la movilidad del amigo de cuatro patas.

En cualquier caso, si nota los primeros síntomas de espondilosis en su animal, no debe dudar en consultar a un veterinario. Él podrá ayudar a tu gato.

¿Cómo se puede prevenir la espondilosis en los gatos?

Se dice que los suplementos dietéticos que contienen extractos de mejillón son útiles contra la espondilosis en los gatos. Puede agregarlos fácilmente al feed. Además de eso, los tratamientos con calor y la luz roja y los masajes también ayudan a relajar los músculos de la espalda de los gatos y a prevenir la espondilosis.

Sin embargo, la mejor medida preventiva son las radiografías. Sin embargo, a menudo, el veterinario solo diagnostica la espondilosis durante los exámenes que no están dirigidos directamente al endurecimiento de la columna. Sin embargo, si la espondilosis se diagnostica en una etapa temprana, el curso de la enfermedad puede ralentizarse utilizando las medidas descritas anteriormente.